Vuelvo.

domingo, enero 20, 2013

I.

Se escribió sobre el escritorio...



Despellejarse la piel.
Quitarse en tiritas el cuero.
Arrancar todo hábito,
todo lo que cause duelo
y abrirse así,
desmembrado 
a la osadía de ser nuevo.

2 comentarios:

  1. entregarse totalmente desconocido siendo uno mismo por fuera y por dentro, desplegar el alma, la piel y el cuerpo...

    me ha encantado...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu lectura y comentario María. Saludos.

    ResponderEliminar